Descodificación Biológica

La Descodificación Biológica Práctica o Biodescodificación es una metodología terapéutica de acompañamiento de origen francés creada hace más de dos décadas por el psico-bio-terapeuta Christian Flèche. 

Basándose en los descubrimientos del Dr. Hamer sobre la relación entre las emociones y su manifestación en síntomas físicos, se trabaja con el inconsciente para sanar el conflicto emocional detrás de la enfermedad o síntoma. Esta metodología integra herramientas de PNL (programación neurolingüística), Hipnosis Ericksoniana y Ciclos Biológicos Memorizados (de Marc Fréchet)

 

¿Cómo y por qué aparece el síntoma?

 

Para la descodificación biológica, una enfermedad o síntoma (físico, emocional o psicológico), es una respuesta biológica adaptativa del cuerpo a algún conflicto al que no hemos podido encontrar solución ni satisfacer una necesidad concreta. El síntoma es el lenguaje del cuerpo para expresar aquello que nosotros no hemos podido, por lo tanto, hay una intensión positiva detrás de cada enfermedad, es una solución inconsciente. 

Para que un síntoma haga aparición, quiere decir entonces que hemos vivido en algún momento de nuestra historia un “bioshock”, es decir, un evento dramático, inesperado, vivido en soledad y sin solución, quedando programado en nuestro inconsciente para que en el futuro se dé el síntoma como solución si volvemos a vivir un evento similar que lo gatille. Cada célula y tejido del cuerpo se encuentra asociado a un sentimiento específico (llamado “resentir” en descodificación), por lo cual la forma en la que vivo e interpreto en mi interior el bioshock, determinará en qué tejido se manifestará el síntoma, según la función de cada órgano, o bien me podrá llevar a una solución fuera del cuerpo, en un trastorno del comportamiento. Por ejemplo, un conflicto de separación con alguien podría dar lugar a un síntoma en la piel, específicamente en la epidermis, por ser el principal órgano de contacto con otros.  

Por lo general estos programas corresponden a nuestras primeras experiencias vividas en la infancia, nuestro nacimiento, gestación o concepción, determinando así nuestra programación inconsciente que maneja nuestro comportamiento en la adultez. Sin embargo, este bioshock, puede tener su origen también en nuestro árbol genealógico, cuando repetimos patrones de nuestros ancestros por lealtad inconsciente para reconocer el dolor no expresado por ellos. 

 

¿Cuáles son los alcances de la terapia? ¿Qué tipo de síntomas me puedo tratar?

 

La biodescodificación tiene repercusión en las distintas realidades que nos componen: orgánica, cerebral, psíquica y energética. Dentro de la sesión se trabaja 1 síntoma por vez, conversando con el inconsciente y el lenguaje del cuerpo para ir a los eventos programantes, expresar las emociones y “resentires” reprimidos, cambiar creencias, satisfacer necesidades, y así generar nuevas conexiones neuronales (nuevos programas) en los que el síntoma ya no es necesario, pues se ha encontrado otra solución. Así, hay alivio emocional, nuevas creencias constructivas y el síntoma ya no tiene necesidad de existir. Esta terapia por lo tanto es eficiente en muchos planos, ya que todas nuestras reacciones y nuestro cuerpo responden a los programas de nuestro inconsciente:

  • Enfermedades o síntomas físicos (independiente si es leve o grave, crónico, hereditario o un accidente)
  • Trastornos del comportamiento (depresión, toc, trastorno alimenticio, etc.)
  • Creencias limitantes que deseo cambiar o emociones desbordantes
  • Cuando siento que algo me limita en la vida, problemas relacionales, etc.

¿Cuántas sesiones necesito y con cuánta frecuencia?

 

Cada persona es única y su sanación la realiza el propio cuerpo, por lo tanto la cantidad de sesiones estará determinada por el avance percibido del propio paciente sobre su síntoma. Existen ocasiones en las que con 1 sola sesión, el síntoma desaparece, y en otros casos, es necesario continuar con tratamiento ya que hay creencias limitantes que impiden la sanación u otros conflictos asociados bloqueando el avance.  

Por lo general se deja un tiempo mínimo de 2 a 3 semanas entre cada sesión, permitiendo que decante el trabajo realizado, sin embargo, si existe necesidad de acompañamiento más seguido por algún síntoma o trastorno más grave, puede realizarse 1 vez por semana para posteriormente ir distanciando las sesiones. 

 

¿Qué puedo esperar después de la sesión?

 

Por lo general posterior a la sesión entramos en etapa de reparación o vagotonía que dura aproximadamente 3-4 días, donde nuestro sistema nervioso parasimpático se activa, generando principalmente una sensación de relajo y somnolencia, sumado al alivio emocional resultado de la sesión. 

Solo en algunos casos, dependiendo la persona y el síntoma, puede haber un breve aumento del síntoma en la llamada crisis épica, para luego bajar completamente, o que haya aparición de inflamación, dolores de cabeza u otras formas que tenga el cuerpo de manifestar la reparación. Frente a esto lo importante es permitir que el cuerpo descanse, escuchar sus necesidades y respetar su tiempo de reparación luego del estrés acumulado.

Generalmente posterior a esta vagotonía, podemos comenzar a observar en nuestro ser los cambios de la terapia. 

 

Estoy embarazada, ¿puedo realizarme una sesión de descodificación?

 

Durante el embarazo, el bebé puede sentir todo lo que la madre vive, por lo tanto, no se recomienda ir a remover conflictos o traumas ocurridos antes de dicho embarazo, ya que el estrés de revivirlo lo sentirá también el bebé. 

Sin embargo, si estás embarazada y has vivido algún trauma o conflicto durante la gestación, puede trabajarse justamente para que no quede programado en el bebé.

Por lo demás, durante el embarazo se suele trabajar en aportar recursos positivos para que así el bebe pueda recibirlos previo a su nacimiento.

 

¿Cuánto es el valor y duración de una sesión?

 

La sesión tiene un valor de $45.000 y una duración entre 1 hora y 1 hora y media (principalmente la primera sesión).

*Importante: La descodificación es una terapia complementaria, por lo que no reemplaza ningún tratamiento médico ni realiza diagnósticos médicos.

Solicite su hora de atención a través de nuestros teléfonos: 222075968 – 222084148 – 224948954