Escencias Florales para niños

He podido vivenciar la gran sensibilidad de los niños frente al ambiente energético inducido por las personas que los rodean: mamá, papá, nanas, hermanos, educadoras, profesores, etc.

Los niños perciben a niveles sutiles todo lo que sucede en su hábitat desde la cuna, incluso desde el vientre, y esto lo integran como sensaciones específicas.

Es por esto que trabajo con ellos las esencias florales de Bach, ya que les armonizan todas sus emociones negativas transformándolas en su cualidad opuesta, y puedo decir que sus efectos me han llegado a parecer verdaderamente mágicos.

Son muy recomendables frente a todos los cambios físicos, psíquicos y emocionales que viven frente a situaciones nuevas.

Las esencias son químicamente inocuas y no se contraponen con ningún tratamiento médico. Con ellas el niño tiene grandes posibilidades de crecer armónica y equilibradamente, desarrollando una personalidad segura, en contacto consigo mismo, y con su esencia.

He trabajado con ellos también el Reiki y el Yoga, comprobando en la práctica cuán bien se complementan con lo anterior, mejorándoles la concentración, la atención, el silencio, la intuición y el cuidado de sí mismos.

También he tenido la experiencia de tratar a muchos de los denominados “niños índigo” que presentan características especiales de madurez y profundidad poco comunes para su edad.

Ellos responden especialmente bien a las terapias energéticas y sistemas naturales de salud.
Es muy necesario que los padres de estos niños se informen de todos los alcances de esta condición, para que puedan brindarle la mejor educación posible, ya que ellos que vienen con misiones muy importantes.
Nuestros niños son el futuro de la humanidad. Contribuyamos a sanarlos integralmente hoy, para aspirar a un mundo mejor mañana.

La terapia tiene un valor de $25.000 y su duración es de una hora aproximadamente.

Solicite su hora de atención a través de nuestros teléfonos: 222075968 – 222084148 – 224948954