Priscia Ravest

Soy Priscia Ravest Parada. Durante 23 años me desempeñé en la empresa privada, donde mi formación Universitaria y de Postgrado en el área de Alimentación y Recursos Humanos, me permitió siempre estar muy cerca de las personas y mostrarme una perspectiva diferente en las cosas. Es así como en el año 2011, decido dar un giro de timón, preparándome e instruyéndome para desempeñarme por completo como Terapeuta Complementario.

A lo largo de las experiencias vividas en la atención de pacientes en el antiguo Hospital San José, Institución Pública (ISP) y Consulta Privada de pacientes, fui descubriendo esta nueva mirada sobre los procesos de recuperación en los estados de salud y comprender lo multidimensionales que somos.

Nuevos desafíos emprendo con el apoyo y dirección del Centro OHANI y desde el 2016, en la Comuna de Peñalolen, desarrollo la Supervisión del Centro de Prácticas de Biomagnetismo para alumnos formados en nuestro Centro. Con el mismo apoyo y confianza tengo la oportunidad de ser parte de la Mesa de Expertos de Biomagnetismo en el Ministerio de Salud.

Paralelamente, en la misma Comuna y en su Centro de Extensión Cultural, realizo un Taller de entrenamiento para la Técnica de Autoayuda, Liberación de Emociones Atrapadas, según la descripción del Código de la Emoción.

Ambas actividades me han entregado grandes satisfacciones a través de la atención de numerosas personas de esta comunidad.

Todas estas experiencias y la interrelación con alumnos y pacientes, fortalecen mi convicción sobre las enormes oportunidades de mejoría y recuperación que están tan cerca de nosotros. Mi mirada integral hacia los pacientes, comprendiendo que su dolor o afección física, es también muchas veces emocional y espiritual. Aportar al paciente desde ahí, junto a su toma de conciencia, es cuando se inicia el proceso. Abriendo los ojos a un todo, el bienestar y salud se hacen presente.