Eulalia Carrasco

Practico Yoga desde hace doce años.

El año 2000 tomé mi primera clase en el Centro Sivananda Yoga Vendanta. El año 2002 comencé a practicar Yoga en el Centro Ohani, con Leonor Murillo, profesora del método Iyengar. Ella ha sido mi maestra desde entonces.

El Yoga Iyengar me interesó principalmente por el énfasis que pone en la alineación del cuerpo y porque emplea objetos como sillas, cubos de madera, cinturón y otros elementos que facilitan la obtención de la postura en forma correcta.

Cuando comencé a practicar Yoga me di cuenta que era lo que necesitaba para mejorar mi calidad de vida, porque me ayuda a respirar mejor, tener más energía, mejorar mi postura y conocer más mi cuerpo.

Desde el año 2005 hago clases por periodos cortos reemplazando a Leonor Murillo cuando ella lo requiere. Por otro lado, desde el año 2009 hasta el 2011 trabajé haciendo clases de Yoga en el colegio Alamiro que acoge niños con distintos tipos de discapacidad. La experiencia fue enriquecedora porque ellos encontraron en el yoga un instrumento de juego y de aprendizaje.

Hace cinco años enseño yoga a un grupo de mujeres en una casa particular.
Actualmente, asisto a clases con Leonor Murillo y Ricardo Martínez.