“Somos antenas y somos luminosos” La mujer que explica científicamente el Ki.

La mujer que aquí les presentamos puede que dé sustento teórico a lo que intuitivamente captaron tradiciones milenarias, quizás nos entregue la explicación occidental al concepto oriental de Ki y Chakras, y de porqué es fundamental incluir el electromagnetismo en la comprensión integral de la salud del ser humano. Centro Ohani tiene el honor de traer a Chile a la Dra. Esther del Rio, aquí les presentamos brevemente sus relevantes postulados y los invitamos a profundizar en ellos es la exposición a realizarse 5 de diciembre en el Hotel Intercontinental de 15hrs hasta las 20hrs. Entradas limitadas y un costo de $15.000. Adquirirlas directamente en Centro Ohani, Nevería #4697, Las Condes, Santiago. Fono: 2084148. Mapa.

La Dra. Esther del Río Serrano, investigadora mexicana químico-biólogo de carrera, cuenta con Maestría y Doctorado en Bioquímica, se ha dedicado a estudiar las reacciones bioquímicas que suceden cuando una célula cursa por enfermedad o desequilibrio y los fenómenos físico-químicos que se establecen en su entorno, llegando a conclusiones que involucran la transferencia de energía electromagnética entre moléculas excitadas; el Agua Cristal Líquido en forma de clatratos y la retroalimentación de energía electromagnética que ejerce la Red de magnetitas oxidadas y reducidas que se encuentra en todo organismo vivo.

Nuestro cuerpo está formado por una intrincada red de magnetitas (óxido ferroso y óxido férrico) que en forma de imanes, conforman micro campos magnéticos:

Afirma la Dra. del Rio que estamos constituidos por un sistema de macromoléculas que forman una red exterior a las células, se trata de una red Ferroso-Férrica que tiene corriente eléctrica y electromagnética. Dichas partículas encontradas dentro de los organismos vivientes son magnéticas y operan como si fueran un cofactor de óxido reducción ya que forman una red intermitente ferroso férrica : Cuando una se oxida la otra se reduce haciendo una diferencia de potencia y formando energía electromagnética por todo nuestro cuerpo, lo que ha nombrado Sistema de Cofactor Extracelular de Oxido-reducción o ECOR por sus iniciales en inglés.

Las magnetitas se comunican entre sí, cuando una de las partículas está oxidada la otra se reduce, por lo que genera una diferencia de carga y se crea un campo magnético por el que fluye corriente. Así se conforma un sistema dentro de nuestro cuerpo, en donde se ubican campos magnéticos. Con un aparato de rayos X modificado se pueden ver centros magnéticos con pequeños puntos azulino- fluorescentes que se encuentran en determinadas regiones del cuerpo. Estos centros de acumulación magnética coinciden perfectamente con los llamados chacras hindúes y hay una geografía totalmente establecida de electroimanes en el cuerpo.

La magnetita es un mineral de hierro constituido por óxido ferroso-diférrico, posee un fuerte magnetismo, es decir es un imán. La magnetita es usada por diferentes animales para orientarse en el campo magnético de la tierra. Entre ellas las abejas y los moluscos. Las palomas tienen en el pico pequeños granos de magnetita que determinan la dirección del campo magnético y les permiten orientarse. También pequeñas bacterias tienen cristales de magnetita de 40 hasta 100 nm en su interior, rodeadas de una membrana dispuestas de modo que forman una especie de brújula y permiten a las bacterias nadar siguiendo líneas del campo magnético.

El agua que hay dentro del cuerpo no es agua “normal” sino que tiene características de cristal líquido.

                El AGUA CRISTAL LIQUIDO o agua orgánica, aunque químicamente idéntica a la natural, contiene el tipo de geometría del cristal líquido que le otorga propiedades de los líquidos más propiedades de los cristales ópticos. Dichas características le confieren la función de trasmitir la información entre las células. El agua cristal es el medio en que se da el ECOR, es decir, en el que se transmite la energía o información entre estos elementos magnéticos y la célula.

En la célula hay moléculas de alta energía que organizan y le dan estructura al agua, para que pueda conducir energía electromagnética. El agua cristal liquido es un clatrato ósea un dodecaedro con caras pentagonales y hexagonales y tiene la facultad de guarda memoria por su estado mesomorfico de cristal liquido.

Las estrucutas de cristal líquido biológico son abundantes en los seres vivos en las membranas biológicas y de las células. Estas fases del cristal líquido en la membrana pueden recibir e introducir las proteínas importantes como si fuesen libremente receptores “flotantes”. Muchas otras estructuras biológicas exhiben la conducta de cristal líquido. Por ejemplo la solución concentrada de la proteína que es arrojada por una araña para generar seda es, de hecho, una fase del cristal líquido. El orden preciso de las moléculas en la seda es crítico para darle su conocida fuerza. El ADN y muchos polipéptidos conforman fases de cristal líquido.

Enfermedad y salud. El cuerpo de energía.

Somos una fabulosa armonía electromagnética entre magnetitas y cristal líquido. Al decir que “somos antenas”, utiliza la metáfora para explicar que emitimos y recibimos información electromagnética, y nuestras vibraciones afectan nuestro entorno y viceversa. La enfermedad ocurre cuando esos imanes que se encuentran en forma de óxido férrico y óxido ferroso se desorientan. La curación se genera al regresar la magnetita a su lugar, lo que se puede lograr no con medicamentos sino con la aplicación de campos magnéticos.

Para estar sanos los cuerpos físico y energético –a nivel bioquímico y electromagnético- deben estar en perfecto equilibrio. No obstante, la medicina alopática utiliza medicamentos biopáticos que es un medicamento físico sometido y con efectos según las leyes de la física, no de la química, por lo que no restauran el flujo energético de la red. Las investigaciones de la Dra. revelan que la quimioterapia, radio terapia y prolongada exposición a rayos x es terriblemente contraproducente, porque destruye la red de magnetitas y la capacidad de la célula para organizarse.

No se podrá llegar a la salud si no se incorpora en el diagnóstico, el estudio y tratamiento del cuerpo de energía, ya que diversas patologías producen un desorden magnético. Si solo se corrige la parte bioquímica de la célula o del cuerpo y no se toma en cuenta el cuerpo magnético o sistema ECOR, la enfermedad no se curará totalmente y habrá reincidencia. Para curar cualquier enfermedad es necesario primero restablecer el sistema magnetitas y cristal líquido del organismo, lo que permite la adecuada comunicación entre las células. Aquí entran todas las terapias alternativas como correcciones sobre el espectro electromagnético del ser humano, ya que actúan en este sistema energético que podemos relacionar con lo que las tradiciones orientales calificaron como Ki, en un sistema interconectado de Chakras.

Además Esther del Río asegura haber patentando un singular proceso que permite, partiendo de agua purificada, obtener agua-cristal líquido. Y de su eficacia en numerosas patologías -cáncer incluido- hablará durante la ponencia que organiza Centro Ohani y que se realizará el 5 de diciembre en el Hotel Intercontinental de 15hrs hasta las 20hrs. Entradas limitadas y un costo de $15.000. Adquirirlas directamente en Centro Ohani, Nevería #4697, Las Condes, Santiago. Fono: 2084148. Mapa.

Nos vamos secando

El bebé se desarrolla en agua de cristales líquidos en el vientre de su madre. Al nacer somos un 75% de agua, siendo un elemento crucial en nuestra composición. El agua simple para que sirva a las funciones debe de ser transformada en CRISTAL LIQUIDO, esta trasformación se lleva a cabo de manera natural en las células. No obstante, conforme las personas envejecen, las células van perdiendo la capacidad de trasformar el agua, esto ocurre paulatinamente después de los 35 años. Por eso se va dificultando la comunicación entre las células, entre ellas y el cuerpo electro-magnético, lo que generan desequilibrios y enfermedad. La longevidad va de la mano con la capacidad de transformar el agua en cristal líquido ya que éste organiza las proteínas y el tejido conjuntivo de la colágena, elimina moléculas tóxicas y radicales libres.

La Dr. Esther del Río, ha patentado el proceso para procesar agua normal en agua cristal. Consumirla diariamente sirve para retrasar y enlentecer el proceso de envejecimiento, entregando una mejor calidad de vida. Tiene un efecto preventivo de enfermedades por que resguarda la comunicación del sistema inmunológico, reforzando su acción. Opera a nivel general de la recuperación de todo el cuerpo y los órganos, evita que caigamos en un desorden de comunicación interna, mejora el funcionamiento de todos los órganos. Tiene la propiedad de desintoxicar, acarrea nutrientes, regula el termostato del cuerpo, mejora el tejido y el tono muscular, regenera el hígado, ayuda al crecimiento y revierte el proceso del cáncer reconstruyendo y regenerando el tejido, porque se vuelve a establecer la secuencia de información correcta, cambiando el proceso de corrupción que dio origen a la comunicación incorrecta o alterada.