¿Magnetoterapia o Biomagnetismo?

El Biomagnetismo es un notable sistema terapéutico que fue desarrollado por el Doctor Isaac Goiz de México, a partir del año 1988 en adelante, y que hace uso de potentes imanes para combatir virus y otros gérmenes que están en el trasfondo de muchas enfermedades graves. Los descubrimientos inéditos del Dr. Goiz, como por ejemplo el concepto del “par biomagnético”, son tan trascendentes, que sólo las generaciones futuras de profesionales de la medicina, podrán dimensionarlos en sus verdaderos alcances.

Por esta razón los resultados visibles y contundentes del Biomagnetismo, superan notoriamente lo que había conseguido la Magnetoterapia, cuyos orígenes son muy anteriores en el tiempo.

Magnetoterapia como energetizante

La Magnetoterapia descubrió que el Polo Sur o positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, etc.

Magnetoterapia como analgésico y antiinflamatorio

El Polo Norte o negativo (-) del imán por el contrario es relajante, detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor, así como para combatir procesos inflamatorios.

Es debido a estas conclusiones a las que llegó hace tiempo la Magnetoterapia, que comenzaron a confeccionarse en el mercado, diversos dispositivos para aprovechar los efectos mencionados, en zonas más o menos amplias del cuerpo.

Magnetoterapia con dispositivos

magnetoterapia1

Así lo muestra la imágen, que corresponde a un colchón con múltiples imanes, con polaridad norte o negativa hacia el cuerpo del durmiente, para inducirle relajación y alivio de dolores.

El inconveniente de esta forma de intentar hacer Magnetoterapia, es que la persona permanece demasiado tiempo bajo el influjo del campo magnético de polaridad negativa, y aún no se sabe bien las consecuencias a mediano o largo plazo, que puede tener este factor desequilibrante de las polaridades magnéticas normales en el cuerpo humano.








Biomagnetismo

Biomagnetismo

El Biomagnetismo del Dr. Goiz en cambio, opera en lapsos de 15 a 25 minutos, con imanes pequeños de alta potencia que se ubican de a pares con ambas polaridades en sitios muy especificos del cuerpo, donde se ocultan virus, bacterias, hongos o parásitos, previamente identificados. Estos gérmenes no resisten el impacto magnético y sucumben, facilitando la recuperación de graves dolencias, en un gran porcentaje de casos.

Esto corresponde al descubrimiento genial del concepto del “par biomagnético”.

Este prodigioso hallazgo, entre otros, marcó el gran salto adelante que dió el Biomagnetismo por sobre la Magnetoterapia.

En la imagen, el paciente con potentes imanes ubicados en determinados pares. Los imanes con forma de moneda, se forran con protecciones de cuero para su mejor manipulación.

Publicado el Sin categoría