Problemas hepáticos (hepatitis, cirrosis, etc)

Descripción de los síntomas

La hepatitis es una enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Esta provoca dolor o distensión abdominal, color amarillento en piel y ojos, fiebre, nauseas, vómitos, perdida de peso y fatiga general.

Diagnóstico oficial

La causa puede ser infecciosa (viral, bacteriana, etc.), inmunológica (por auto-anticuerpos) o tóxica (por ejemplo por alcohol, venenos o fármacos). También, en una de sus variantes, puede ser contagiada por vía sexual. No hay tratamiento para la hepatitis salvo el reposo.

Nuestra experiencia Ohani con la afección

Orígenes varios los virales, bacterianos y sexuales, la vía más rápida es el biomagnetismo ayudada, por supuesto, por una dieta y las originadas por venenos o fármacos primero dieta de desintoxicación y luego biomagnetismo para limpiar el cuerpo y alinear el PH

Cirrosis
Descripción de los síntomas

La cirrosis es la inflamación y funcionamiento deficiente del hígado como resultado de una enfermedad hepática crónica.

Diagnóstico oficial

La cirrosis es ocasionada por una enfermedad hepática crónica, derivada por algún episodio de hepatitis, por ingesta de medicamentos o por un alcoholismo prolongado. El tratamiento trata de darle un manejo a las complicaciones de la cirrosis y a prevenir un daño hepático mayor. Esto puede incluir la suspensión de ciertos medicamentos y el alcohol que causaron el problema.

Nuestra experiencia

Los pacientes que nos llegan con cirrosis llegan muy deteriorados, con dolores y muy hinchados. Después de pasar por sesiones de biomagnetismo, seguritos hipertermia, cambio de alimentación, homeopatía y herbolaria, sintiendo estas personas alivios y, en algunos casos, mejorías.